viernes, 23 de mayo de 2008

La biología, una ciencia experimental propia del siglo XX

Es en este estado de cosas, propio de una post-modernidad sin referencias y en el que la complejidad es ya única e inasible protagonista, cuando los biólogos no terminamos de definir nuestras orientaciones y planteamientos generales. La biología, una ciencia experimental propia del siglo XX, demostró con su apogeo que en su época, no todo fue confusión. El método experimental probó su utilidad en el descubrimiento de los mecanismos bioquímicos y genéticos que operan en los seres vivos. La nueva biología se establece a partir de la bioquímica y de la genética, cuyas aproximaciones experimentales daban la respuesta a grandes preguntas. Forjada con sólidas bases en los resultados de las décadas anteriores, la biología se establece y adquiere una posición sólida en el estudio de la vida mediante el método científico. La aplicación del método científico fue en esta época ejemplar. Las series de experimentos acerca de la naturaleza del material hereditario, su replicación, la existencia del RNA mensajero y la traducción....etc. constituyen un conjunto de logros únicos en la historia de la ciencia. Cada experimento estaba diseñado para responder a una pregunta o para poner a prueba una hipótesis que procedía de los resultados del experimento anterior. El resultado de cada experimento daba las bases para el diseño del siguiente. Pero, ¿significa esto que la biología fuese totalmente experimental?. No. Por el contrario, los resultados experimentales se iban integrando en un complejo entramado de conocimientos teóricos en los que la comprensión del proceso evolutivo desde una óptica neo-darwinista destacaba como algo paradigmático, fundamental. De ahí la frase de Dobzhansky: “En biología nada tiene sentido si no se considera bajo el prisma de la evolución”, indicando el camino para que los nuevos resultados, procedentes del puro método científico, fuesen discutidos con fundamentos teóricos caducos para integrarse después en un universo conceptual deficiente que asume los resultados y en muchos casos permanece y es divulgado. Una pobre idea dogmática, la de Darwin, expresada directamente en el título de su obra cumbre “La evolución de las especies por medio de la selección natural” (1959), sin ninguna base experimental y sin ninguna posibilidad de comprobación experimental porque es una tautología, fagocita todos los resultados experimentales, fruto de enormes esfuerzos e inversiones, y pasa por ser la “filosofía” que da sentido a la biología. ¿La causa?. Principalmente una serie de coincidencias históricas. Darwin publica su obra unos pocos años después de al exposición internacional de Londres de 1951. El floreciente Imperio Británico necesita ideas que apoyen su desarrollo imperialista y colonial. La idea de “Selección Natural” recibe un impulso todavía mayor por parte del desarrollo materialista propio de finales del XIX y del XX. ¿Qué mejor para las empresas liberales que el apoyarse en una teoría que dicta que en la Naturaleza la lucha y la selección son motivos constantes?.

Ir a:

Prólogo abierto I
¿Qué es la biología?
Vamos camino de definir la biología
Entonces, ¿Qué es la biología?

La biología estudia aquellos aspectos de la vida q...
La teoría de evolución por selección natural
Fin del prólogo abierto