miércoles, 28 de mayo de 2008

Fin del prólogo abierto

El núcleo de la biología está integrado por la bioquímica principalmente, pero también por la genética, la microbiología y la virología y la fisiología. La zoología, la botánica y la paleontología son hoy disciplinas periféricas. La ecología ocupa un lugar crítico. En la medida en que confirma su capacidad de experimentación y su adaptación al método, es pura biología, pero esto no es fácil. Además existe el riesgo de que cuánto más científica sea la ecología, más “experimentable” sea el mundo; cuanto más importante y poderosa sea la biología, más limitada la vida, al menos la de aquellos que estemos cerca de esta poderosa envolvente de lenguaje y ciencia. Ante esta situación, la biología no puede sostenerse en un paradigma basado en la evolución neo-darwinista. A lo largo del texto intentaremos fundamentar esta descripción. No somos tan ambiciosos como para proponer dar una solución desde este proyecto que se plantea más bien con la intención de aportar ideas que iluminen el camino en el futuro.

Con estas premisas, el hecho de seleccionar y criticar algunos libros de biología tiene la dificultad añadida de que una gran parte de la información fundamental va a quedar fuera del proyecto. En los últimos años una serie de descubrimientos ha hecho cambiar la ciencia en sus fundamentos. El descubrimiento de los RNAs catalíticos, la presencia en los genomas de importantes cantidades de secuencias no codificantes, el papel de los microRNAs en la regulación de la expresión génica, los mecanismos de regulación y herencia epigenética, son descubrimientos que todavía no han sido completamente asimilados, digeridos y, en muchos casos no han sido integrados todavía en forma de libro. El lector deberá saber que la biología de hoy se está cociendo a gran velocidad en revistas especializadas y en Internet. Ahora bien, a causa de su interés puede ser presa de esa gran velocidad y como resultado, perderlo. Porque hay que tener en cuenta que, en definitiva, el primer objetivo de la ciencia no será curar al lector o hacerlo rico, sino mostrarle una nueva manera de ver el mundo que le emocione, que le conmueva. La principal cualidad de la ciencia en general y de la biología en particular, será su capacidad de llegar al hombre. Si podemos decirlo así, su cualidad literaria. Si así fuese, los buenos tiempos de la biología ya pertenecen al pasado y se corresponden con los escritos de autores que todavía no dependían de la tecnología. Veremos también algunos ejemplos de ello. La visión simplista que dicta que en la Naturaleza todo es fruto de la competición y todo puede explicarse mediante la Selección Natural, es simplemente repugnante a los oídos de alguien acostumbrado a la sutileza necesaria en la ciencia, pero también lo es para quien tiene la experiencia directa de la Naturaleza.

En la tarea que nos hemos propuesto, iremos despacio pero sin interrupciones. Proponemos cinco partes que iremos introduciendo brevemente, cada una antes de sus correspondientes comentarios, de tal manera que el prólogo continuará hasta el final del libro y permanecerá así, inconcluso, abierto.
En la primera parte, que aquí abajo comienza, vamos a comentar tres libros que no son de biología pero que son fundamentales para entenderla. Estos tres libros nos enseñan que lo que es importante para una ciencia, al igual que lo que es importante para una persona, a menudo se presenta en forma de retorna, transcurre por caminos circulares, o al menos, helicoidales. Lo importante vuelve a su origen, como la concha de un caracol o asciende girando en torno a un eje, como la escalera para subir a la torre de una catedral o a lo alto de un castillo. Puede tomar la forma de un sacacorchos que sirve para profundizar en el interior de las cosas, como la filosofía. Como el conocimiento que tenemos de lo que nos rodea. Avanzar, profundizar, vivir, significa volver una y otra vez a los mismos puntos pero con la mirada renovada. Siempre adelante y otra vez en el mismo sitio. André Gide, en una acertada frase habla de la necesidad de alejarse de las viejas costas para descubrir nuevos continentes. Viejas costas y nuevos continentes pueden ser, ambos, conceptos opinables, discutibles, pero parece bien claro que, para entender el mundo que nos rodea, necesitamos viajar; para ver como es la montaña, colocarnos a una distancia que nos permita su observación. Alejarnos en el espacio y en el tiempo para adquirir una nueva perspectiva. Pasear hacia adelante, pero retornando siempre al mismo sitio del que procedemos y que, una y otra vez, atravesamos en nuestro paseo, volver a preguntarse siempre por el significado de las mismas palabras: ¿Qué es la vida?, ¿Qué tiene que aportar de bueno a ella la biología?.

Ir a:
Prólogo abierto I
¿Qué es la biología?
Vamos camino de definir la biología
Entonces, ¿Qué es la biología?
La biología, una ciencia experimental propia del s...
La biología estudia aquellos aspectos de la vida q...
La teoría de evolución por selección natural

4 comentarios:

Sanders dijo...

"El núcleo de la biología está integrado por la bioquímica principalmente, pero también por la genética, la microbiología y la virología y la fisiología"

Son el tipo de categorias que uno espera de un rayado del disquito con el reduccionismo y el "programa" en el DNA. Curiosa la inclkusoion degentica y fisiologia, que se estudia en animales y plantas. Ah! perdon es que

"La zoología, la botánica y la paleontología son hoy disciplinas periféricas"

Como no, por dios.

Esto lo que se llama es no reconocer la ignorancia cuando un tema es fundamnetal, sino negar el tema para justificarse.

Dfiicilmente va a haber revolucion o nueva biologia si se repiten en el antidarwinismo los mismos procedimientos de autoenganio y justificacion que se han dado en el darwinismo.

No hables sobre la importancia de cosas sobre las que no tienes idea. En boca cerrada no entran moscas, y el darwinismo a tenido que comerse varias a cuenta de la paleontologia

amigoplantas dijo...

La bioquímica me entusiasmó como estudiante y me encanta hoy como ciudadano

Por ejemplo al interpretar la actividad de andar varias horas al día no como una quemadora de calorias, sino como una activadora de todo el metabolismo(con sus ciclos) durante largos periodos de tiempo

Emilio Cervantes dijo...

Le encuentro a usted agresivo, Sanders. Le recomiendo una taza de tila antes de seguir discutiendo.

Tome cualquier libro o mejor revista periódica de biología o de ciencia y cuente usted las páginas que se dedican a bioquímica y las dedicadas a paleontología o botánica. De acuerdo en que hay muchas revistas de paleontología, pero qué tirada tienen?. ¿Quién lee hoy en los diarios o escucha por televisión noticias de paleontología?

No digo cómo deberían ser (mucho menos haber sido las cosas sino cómo son............No digo que me gusten así.........

Silveri Garrell dijo...

Emilio: ya nos dirás tu opinión sobre la ministra Aído, que dijo: "un embrión de varias semanas en el vientre de una mujer no es un ser humano". ¡¡¡¡Viva la Biología!!!----------------http://www.hazteoir.org/node/20799